912 euros por recibir clases presenciales in través de una pantalla with mala conexión to the internet

A pantalla conecta a los estudiantes de Enfermería de La Palma with los matriculados en Tenerife. A pesar de que ambas escisiones pertenecen a la Universidad de La Laguna (ULL), the difference between the clases between an island and another are palpables para los estudiantes. In La Palma no hay profesores in the classroom imparting the theory, todo se hace a través de internet with a programa de videollamadas. “Muchas veces se cae la conexión, otras el sonido llega con retraso y cuando vas a preguntar dudas, interrumpes al profesor”, narrates Andrea, alumna of her tercer año de Enfermería y portavoz de su curso.

Las clases magistrales se dan desde Tenerife. When the conexion fails, the content of the class is totally lost and recovering the theme depends on the buena fe de cada profesor or profesora. “Ya que tienes este modelo de enseñanza, al menos que las conexiones sean buenas”, criticizes this alumna. De this manera, las dudas tienen que resolverse en una tutoría en el time libre de los estudiantes. “No tenemos ese extra point que ellos tienen en Tenerife de acudir al final de la clase a consultar dudas”, she points out. Los docentes se desplazan in La Palma only for las prácticas simuladas, talleres or semininarios.

Andrea leads from Tazacorte hasta Santa Cruz de La Palma, in a trayecto de 40 minutes en coche para, en ocasiones, encontrarse con que ese día no se da clase. “Es mentira que sean fallos puntuales, hemos estado días enteros, seis horas de docencia, sin conexión to the internet”, cuestiona las declaraciones de portavoces de la Universidad en televisión.

Desde el inicio of the curso los pupilos han alzado la voz. Pagan a matrícula de 900 euros, without accounting for the prices and in many cases tienen que desplazarse desde Tenerife to recibir las lecciones, with el gasto extra en transporte and alojamiento. A los problems with the conexion if it suma a daring estampa: llevan ventiladores portátiles para hacer frente al calor. También denouncing que para preguntar dudas solo cuentan con dos micrófonos a repartir entre 50 personas

Cansados ​​de su situación los futuros sanitarios decidieron hacer públicas sus quejas and intentar que la dirección de la ULL respondiera a sus peticiones. The vicerrector of Culture and Social Participation and Responsable of the Campus de La Palma, Juan Albino Méndez, who signed the Universidad actuó “desde que tuvo constancia”, giving “maximum priority” to the problem. Albino reconoce que hubo una incidencia a principos de curso en la comunicación, que se solucionó temporalmente but luego volvió to produce. “It is an indeseable cuestión but a veces sucede con las tecnologías”.

“Es algo nuevo, nos has cogido desprevenidos porque this headquarters if inauguró el año pasado and holds mejores prestaciones que la anterior”, señala el vicerrector de Cultura. The responsable of the Campus de La Palma acknowledges that the problems in the conexion can be asked for a job for the estudiant but that solucionarlos is on the highest priority of him. Los contratiempos with the conexion to the internet or the sensación de interrumpir la clase no es cosa de este año y tampoco de la nueva facultad. La enfermera Cristina, who graduated in La Palma before the change of headquarters, recuerda ya entonces las dificultades to follow the clases por videollamada.

In this case, de acuerdo with the ULL, los equipos se sobrecalentaron por las altas temperaturas en una de las aulas. Por eso han decidido tomar dos medidas: reacting to the space to avoid the heat and change the electronic systems of communication.

Otros problemas denunciados por los estudiantes

A pesar de que el building en el que está situada la facultad if you use only desde hace dos años, los estudiantes denouncing the falta de acondicionamiento. No hay servicio de cafetería, only one expended machine that sells “insanos” products. “Estamos en una carrera para cuidar a otras personas y no podemos cuidarnos a nosotras mismas”, relata Andrea sobre la offer de chocolatinas en la facultad. En la anterior ubicación, los estudiantes se desplazaban hasta la trasera of the building para poder desayunar. Sin embargo, en la actual no hay esa opción, just a ventita.

For the problems that quedan pendientes de atajar, Juan Albino plantea abrir an espacio de debate con los estudiantes donde puedan reflejar sus quejas. “Hay cosas de las que no tenemos constancia y eso para nosotros es important resolverlo”. In el aire queda el future de la cafetería, but desde la ULL indicate that if it is barajando prepare the planta baja to be able to lend this service.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *