Artificial intelligence is NOT a threat to humanity

En mi texto del mes pasado hablé de algunos objetos que han coquinado a la humanidad, desde las cámaras, pasando por diabólicas bicicletas, hasta las novelas. In retrospect, estos miedos son patéticos. Today, nobody thinks that bicycles represent a danger to society, and nobody (I hope) would recommend in a newspaper that parents limit the number of books their children read.

Empero, tenemos otros miedos. Verbigracia, a la artificial intelligence. Nos horroriza (y nos fascina) la idea de que haya máquinas más capaces que nosotros en todos los sentidos, que acaben por subyugarnos o decidan que nuestra inferioridad es indigna de existir y nos maten a todos. En parte, se lo debemos a la literatura que leemos y las películas que vemos (películas que, muchas veces, se basan en libros). Jill Lepore -profesora de history en la Universidad de Harvard- assures that we live una edad de oro de ficción dystópica. El problema, dice, es que estas obras distópicas “no imaginan un futuro mejor, y no le piden a nadie que imagine un futuro mejor”; el único consejo que ofren es “pierde toda esperanza”.

Podemos questionaría los supuestos de nuestra preoccupation (el hecho de que logremos crear algo más inteligente que nosotros in todos los sentidos, ¿no showría lo grandiosa que es nuestra inteligencia, que somos capaces de ir allende de nosotros mismos?; por otro lado, ¿ cuál es el problema con que la humanidad desaparezca? ¿Por qué estamos convenicado de que somos relevantes para el universo?), pero lo que me interesa aquí es pensar si nuestro miedo es legitimo.

Nick Bostrom -profesor de filosofia en Oxford- defines the superintelligencia que tememos as “an intellect that is better than the best human brains in practically any area, including creativity, general wisdom and social skills”. Bostrom también le teme a esa superinteligencia, y cree que hay razones muy validas para ello, pero no todos piensan así.

Oren Etzioni -professor émérito de la Universidad de Washington- interviewed eight members of the Asociación Gringa de Inteligencia Artificial (AAAI). The members are researchers – mostly university professors – who have contributed in a constant and significant way to the development of the field (according to their colleagues).

More than ninety percent of researchers (92.5) said that superintelligence is outside the reach of humanity in the near future (25 years). The logic is very simple: the brain that we have today is the result of millions of years of evolution. Crear algo más inteligente que nosotros in todos los aspectos significa ganarle la carrera al tiempo, contruiendo en un pestañeo lo que la humanidad consiguió solo después de un engo proceso.

email Instituto Allen de Inteligencia Artificial -funded by Microsoft and Paul Allen- convocó alrededor de 8000 teams of investigators to create systems of artificial intelligence that conducted a secondary science exam. Ninguno obtuvo más del sesenta por cento de las respuestas correctas.

In another competition, using a design by Hector Levesque -professor de la Universidad de Toronto-, the systems of artificial intelligence had que entender ambiguous sentences that humans desciframos facilitement por el contexto. Por ejemplo, en la oración ‘los politicos negaron el permiso a los activistas porque tenián miedo de posibles actos vandálicos’, para nosotros es muy claro que los que “tenían miedo” son los politicos, pero para una computadora no es tan claro. A ese tipo de oraciones se enfrentaron los sistemas que participaron en la competition. Los ganadores solo tuvenor bien el cuarenta y ocho por ciento de las respuestas. Si una persona hubiera elegido al azar, would have, in average, el cuarenta y cinco por ciento de las respuestas correctas. Id est, nuestros sistemas de inteligencia artificial aún son pésimos entendiendo conversaciones básicas.

Para calmarnos todavía más, el twentycinco por ciento de los interviewados assured que nunca lograremos esa superinteligencia. According to them, we can continue creating advanced machines that solve a type of problem better than humans, but the world is not transparently divided into small isolated problems. Se parece más a una maraña hyperenredada e interconnectada. The problems we face in our life are not isolated, neither individually nor collectively.

Así que podemos seguir disfrutando tranquilamente de la saga Terminator o cualquier otra fantasia apocalíptica que involucre máquinas. Los robots están lejos de governar el mundo.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *