include technology and human accompaniment

Federico de Montalvo Jääskelainen, Ana Pastor, Raquel Murillo, Elena Mantilla, Manuel Marchena and José Luis Seoane Spiegelberg.

La Ley 41/2002 Básica Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en materia de Información y Documentación Clínica cumple 20 años y mantiente su vigencia en muchos artículos; without embargo “necesita una update” que contemple la nueva realidad de la Sanidad. En esta situación transformera ha cobrado grand importancia the technologyque no está recogida en la normative, así como tampoco lo está el right to accompaniment. Son algunas de las questiones que han mentioned los participants del taller de trabajo de AMAcelebrado en el marco del XXVIII Congreso Nacional de Derecho Sanitario.

“La ley de autonomía del paciente debe respectar las necessidades del ordenamiento jurídico, pero hay vacíos en el papel de los usuarios y en su integrità”, ha expuesto Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso de los Deputados y ex ministra de Sanidad. Concretamente, ha señalado varias questiones claves que necessitan and reevaluation como el papel de los medicos, los deberes y derechos de los usuarios que require de “medidas de protección referentes a la privacy and confidentiality” y el acceso de los pacientes a su clinical history: “Hoy por hoy from I interoperable“, he affirmed.

Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados.

La transformation digital ha entrado de lleno en el sistema sanitario, con el pujón del Covid-19, y, a pesar de alzarse como una vandhaza presenta también dificultades. En palabras de Pastor, en muchas ocasions, la digitalización sanitaria hace que se vulneren los derechos de las personas mayores. “La brecha digital affects al 60 por cento de los mayores que no pueden acceder a las applications o que no son atendidos por telefono. Por lo tanto, se necessitan guarantors of the measures para que la tecnologia siga trayendo eficiencia”, ha asegurado

En este mismo sentido, ha underrayado que existen desafíos referentes a la obtente de datos de salud, la participation in clinical trials and the Medicine of Precision combined with the humanization. “Esta ley sigue teniendo vigencia pero requiere revision y medidasya que los derechos de pacientes trascienden la individualidad”, he concluded.

Raquel Murillo, director general adjunta y directora del Ramo de Responsabilidad Civil de AMA.

Una ley que es un “ejemplo de paz política”

For his part, Federico de Montalvo Jääskelainen, Vice-Rector of Institutional Relations and Secretary General of the Universidad Pontificia Comillas and ex-president of the Comité de Bioética de España, has defined the patient law as “ejemplo de paz política” y la ha valorado como una de las mejores “escritas y construidas”. “Es la primera ley de Salud Pública que protege los derechos de los pacientes de manera colectiva“, affirmed De Montalvo.

No obstante, ha incidido en sus lackencias, que son todavía más visibles después de dos decades, sobre todo en la falta de recognition of the right to accompaniment and the need to include telemedicine. This last point indicates that no necesita “una normative specifica” pero sí que se refleje en este documento.

Federico de Montalvo, expresidente del Comité de Bioética de España.

Importance of the patient’s consent

On the other hand, José Luis Seoane Spiegelberg, magistrate of the Civil First Chamber of the Supreme Court, has taken advantage of his intervention to put in value that he médico “ya no toma las decisions por el paciente” y que la Justicia debe tener en cuenta que el paciente puede negarse al tratamiento, entre otros asuntos.

Según la ley, el médico debe informar a los patients de los riesgos a los que se expose, si no lo hace tuerra la responsible for omission de esta información. Therefore, el magistrado ha considerado que hay que prestar especial attention to consent informado para no acabar en problemas jurídicos. “The consent must be present at all times: during the diagnosis, prognosis, treatment… y debe ser personalizado“, ha manifested.

De hecho, la indemnification que puede recibir un paciente se basará en diferentes aspectso, según ha citado Seoane, como: la teoría de la pérdida de oportunidades, la relación de confianza del medico y el paciente, la existencia de alternativas terapéuticas, etc.

José Luis Seoane, Magistrado de la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo.

Normative para “Salvaguardar los derechos del patiente”

The norm of autonomy of the patient that celebrates 20 years has changed en el marco jurídico que “salvaguarda los derechos de los pacientes” y en ella se basan muchas de las decision policies que se toman en la actualidad. This is explained by Elena Mantilla García, director general of the Inspection and Sanitary Ordinance of the Community of Madrid, who pointed out that thanks to her in Madrid they have realized management plans and control de reactions adversas o revisiones de 400,000 procesos de incapacidad laboral.

“Ahora hay unos nuevos escenarios que exigen otros protocolos específicos como la Ley de Euthanasia, el acompañamiento al final de la vida o la majority de edad sanitaria“, ha suscrito.

Elena Mantilla, director general of Inspection and Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid,

Difference between information and clinical documentation

Por otro lado, la diferencia entre la information and clinical documentation es essential, ya que son protagonistas de muchas de las reclamaciones interpuestas. Manuel Marchena Gómez, president of the Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo, spoke about it. Consultar la historia clinica de un paciente puede conllevar penas de 3 a 5 años en España y son más de 30 las sentencias que han salido adelante a este respecto en nuestro país.

“Las denuncias tienen que ver con la rupture of confidentiality con la historia clinica van unidas al derecho de protección de datos. Para dictar sentencia hay que tener clara la diferencia entre información y documentación que recoge esta ley”, ha concretado.

Durante su exposición ha señalado varios casos como el de un doctor que revisó la historia clinica de su expareja casi 300 veces o una enfermera que se echó un ojo a la información de una amiga y ‘aireó’ parte de ella. Ambos fueron condenados.

Manuel Marchena, president of the Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo.

And momento del Taller de Trabajo de AMA.

Aunque pueda contenar afirmaciones, datos o apuntes procedings de institucións o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por journalistis. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del amíto sanitario.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *