La tecnologia digital, contra el cambio climática | Opinion

A recent report by the Intergovernamental Expert Group on Climate Change shows the “generalized and dominant” impact of climate change on people and the natural world. The last eight years have been the warmest recorded. The temperature is already 1.1 degrees above pre-industrial levels, with effects such as heat waves becoming more frequent and intense, droughts, forest fires, storms and floods. Nunca antes el cambio había sido tan rápido como ahora.

Para hacer frente al cambio climática, there is only one real solution: technology. Let’s take solar energy as an example: although the generation of solar has grown exponentially and has passed from being the source of renewable energy more expensive to cheaper, with a decline of 89% in the last 10 years, it is not reaching all its potential . Hasta que no optimicemos la eficiencia de la producción de energía renewable, seguiremos quedándonos cortos en los espuertos para luchar contra el cambio climática.

Aquí es donde la connectidad es protagonista. Uno de los mayores retos a los que se enfrentan las redes eléctricas es mantener todo el sistema en equilibrio. La demanda y la generación de energía deben coincidedir, de lo contrario el sistema se vuelve unstable.

Al integrar la connectiva en las redes eléctricas, podemos crear redes totally digitalizadas e impulsadas por inteligenia artificial que pueden suppirir energía en el momento y lugar opportuno a bajo coste. Esto supondrá un ahorro de costes para las empresas y los consumers, pero lo más importante es que el mundo se beneficiará de una menor dependence de los combustibles fósiles.

Buena idea, pero, ¿funciona?

This. De hecho, ya estamos viéndolo en acción globalmente. Un ejemplo es el campus de Siemens en Vienna. This has a local energy network (microred) combined with a secure campus 5G network, which connects 1,000 data points from 34 different devices that communicate in real time and automatically control how much solar energy is injected into the network, optimizing its uso. This system alone helps to save 200 tons of carbon dioxide per year. If you extrapolate to the 14 million industrial plants in the world, this approach can have an enormous and positive impact on CO2 emissions.

Now let’s talk about the generation of energy. The operator of the Belgian grid, Citymesh, operates 572 turbines in an area of ​​530 square kilometers in the North Sea, providing energy for a million homes. Estas turbinas tienen el doble de tamaño que hace cinco años, por lo que su installation y maintenance son más complicados. For Citymesh, the solution to this problem is in connectivity. Al superponer una network de communications, se consigue acceso instantáneo a datos que ayudan a comprender la generación de energía y permanente el mantenimiento predictiveo. The result is an increase in productivity and a decrease in energy generation costs.

Estos ejemplos dan una mínima idea de lo que es posible. Only 30% of the global economy is currently digital. The possibility of adding a digital cap to the remaining 70% demonstrates that much can be done to reduce our impact on the planet.

La collaboration es clave

To guarantee that digital technology can boost sustainability in all its potential, the telecommunications sector needs three fundamental things. En primer lugar, el spectro de radiofrequencias: La industria necessita que se libere nuevo espectro avaisable en todas las frecuencias bandas, especially para la banda acha móvil, a fin de garantier que las industrias puedan conectarse more y reducir sus emisiones.

En segundo lugar, para llegar a cero emisiones, un clave factor será nuestra capacidad para mobilizar las fuerzas del mercado. Los Gobiernos y los contributorites no pueden hacer frente por sí solos a las inversiones necessarias. The UE emission rights trading regime is a good example of mobilizing the forces of the market, and an effective system that has saved Europe millions of tons of emissions between 2008 and 2016.

Y por último, las empresas deben hacer lo correcto y convertir la tecnología en una fuerza para el bien. Por ejemplo, apostando por las energías renovables para su consumo propio. Pero no basta con promesas. I fundamental desarrollar productos que hagan más con menos energía, como el uso de la inteligencia artificial en las redes o el despliegue de chipset avanzados para la banda ancha fija, que utilización solo la mitad de energía, o el uso de líquido en lugar aire para la refrigeración de las estaciones base para reducir sus emisiones de CO2 en un 80%.

We can see that digital technologies offer an opportunity to massively reduce emissions. Hasta ahora, alrededor del 70% de la investimento mundial en TIC se ha destinado a industrias que ya se se se se digitales, como la informatics, las redes de comunicaciones y los medios de communication. Ahora tenemos que empezar a digitalizar también las industries tradicionales. Esto supone un gran peso de responsabilidad para quienes trabajan en nuestra industria. Una responsabilidad que debemos asumir todos.

Jan van Tetering I’m the senior vice president for Europe at Nokia

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *