¿Por qué las mujeres llevan el móvil en el culo?

No he hecho un estudio de campo, no puedo demonstra que las statisticas me den la razón, solo cuento con mi apreciación que, como todas, puede ser muy subjective. Pero puedo affirmar, y no creo equivocarme, que las mujeres llevan el móvil en el culo mucho más que los hombres; o mejor dicho, si ves un culo y un móvil es seguro que pertenece a una mujer.

Seamos precisos. Las mujeres colocan su mobile en uno de los bolsillos traseros de sus pantalones, sin que exista al parecer una preference entre el izquierdo o el derecho. No hay tampoco una preference de edad, puede tratarse de chicas jóvenes o de señoras entrada en años. Los pants pueden ser más o menos estrechos, pero el phenomenó es mucho más llamativo si se observa en unos pantalones bien cñidos y apretados que dejan un culo como una manzana. In this case, the mobile is encajonado a más no poder, sobresale en gran parte del bolsillo y uno thinka que se va a extraviar a la mínima de cambio.

The first explanation is that women’s pants don’t have front pockets and they oblige us to use the backs with serious risks for the mobile phone. But this morning, when I decided to write this article, I saw nothing more than a young girl who carried no one but two mobile phones in each of her back pockets. al cuello con un cordón. Y eso es lo que me surprende del hecho, porque las mujeres podian tener los mobiles en otros bolsillos, en su bolso, en la mano, o inclulo inventory una nueva prenda para llevarlo. But no, optan por colocarlo en un lugar tan peligroso para la vida del aparato como es en el bolsillo de atrás.

Explanations puede haber muchas. Un antropólogo diría que es un impulso atávico que nos retrotrae a los comiencios de la Humanidad. A sexologist would affirm that the phone call, especially if it is tactile, generates a sensation of sexual pleasure. Un politólogo segurária que la culpa es de Tezanos. Una feminista consideraría, y no le faltaría razón, que todo, la pregunta y las consideraciones, son una absoluta memez que prueba une vez más la mentalidad machista. A psychologist would advise that the author receive an emergency visit, claiming that he is surely more interested in the eyes than in the mobile phones. Un gay would be worried about a question tan important como la tratada.

La primera explicación es que los pantalones de las mujeres no tienen bolsillos delanteros y ello obliga a usar los traseros

Un jurista analizária con rigor los centimeter que ha de sobresalir el móvil para que la compañía aseguradora no se haga cargo de su extravío. A notary (although in this case it would be better to be a notary) will confirm that after spending all morning on the Rambla, he has seen a number of people who were carrying an apparatus in their back pocket, and it was not possible to determine whether they were men or women. ni de qué tipo de aparato se trataba, al no haber procedido a su identificación y comprobación opportuna. Un clerigo concludería, tras serious debates, que llevar el móvil en esa parte del cuerpo no es pecaminoso, siempre que no haya malos pensamientos, sin determinar si deben proceder de la portadora o del observador.

Un politico o una politica proclamaría que es necesario implementar politicas de igualdad y procurar que todas las personas lleven el móvil en el culo. El presidente del Gobierno would assure that the fault is from the opposition, and the opposition, que del Gobierno; aunque sin ninguna duda el señor Abascal maintained that everything is possible in a united state, as long as the colors of the flag of Spain are carried in the mobile, that is, in the neck. Finally, el ciudadano de a pie protestaría, señalando que con la que está por caer, escribir sobre esto es una absoluta majadería.

Teniendo en cuenta que las mujeres, frente a lo que se se affirma generale, son mucho más practicas, más inteligentes y más intuitives que los hombres, el que hayan decido puterse el móvil en sus partes traseras no puede deberse a una mere casualidad, sino a una profunda reflexione. La necessidad imperiosa de no partarse del mobile, aunque para ello sea necesario alojarlo en un lugar tan poco appropriado del vestido.

No podemos vivir sin el móvil. Es más adictivo que todas las drogas juntas. Dejarse el mobile, perderlo o ser objeto de hurto, produce tal sensación de frustration que puede acabar con la salud mental de cualquiera de sus possessores. El móvil es un fetishe, nuestro amigo o amiga más íntimo en cuyo interior se concentran nuestros secretos más guardados, nuestro compañero cuando estamos solos, la única razón que tenemos para vivir. Sin el móvil, y sus multiple applications, no somos nadie.

La importancia de este sutil aparato puede verse especially en los transportes públicos. Antes podías sostener una conversación con el acompañante de al lado, o dormirte, si la cosa no daba para más. Ahora es diferente. El acompañante abre el teléfono en Altafulla y dice (o escribe a su interlocutor) «acabo de subir al autobús»; dos minutos después continúa con «sigo en el autobús»; más adelante agade «estoy a punto de llegar»; para terminar en el mejor de los casos con el ultimo mensaje «he llegado a Tarragona». Todo esto en ten minutes. Yes, no lo neguemos, más del ninety y nueve per cento de los mensages en el móvil son totally prescindibles.

Si un día las mujeres dejan de llevar el móvil en el culo, la Humanidad habra dado un paso de gigantes.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *