Qué fue de GeoCities, el precursor de las redes sociales que democratizó Internet y abrió camino a la era actual

No hay reino que hard mil años en Internet. Ni siquiera los que se fundaron, crecieron y alcanzaron sus años dorados when the Red was a land aún por explorar para la inmensa mayoría. Y para muestra un botón. Or, by chance, GeoCities, the platform that is asimilar part of the Internet to a gigantic metropolis perfectly compartimentada en distritos. Ahí es nada.

Si trasteabas con ordenadores allá por los años 90 es probable que recuerdes su nombre con una mezcla de nostalgia, angustia por el paso del tiempo y —sobre todo— dolor en las retinas.

Antes de la fiebre de los primeros blogueros y mucho antes de la irrupción de las grandes redes, GeoCities protagonizó on own pequeña gran revolución on the Internet. En cierto way —recuerdan en How-To Geek— ayudó to democratize it. A mediados de los 90 sus creadores ofrecieron a service de web hosting sencillo, práctico, which permit a publicar contained in the Red without need of alquilar a puñado de megabytes in a servidor, a provocripción de ISP, ni saber de código HTML.

Y lo hicieron además with a proper style, creating comunidad in a sentid literal case.

El gusto por los gifs y los colores estridentes

To enter it hay que remontarse a los orígenes del proyecto, in 1994, when David Bohnett and John Rezner lanzaron in el sur de California a service of alojamiento and desarrollo web with el muy noventero nombre de Beverly Hills Internet (BHI). Sus creadores tenían buen olfato y no tardaron en ofrecer a usuarios sin conocimientos de HTML the posibilidad de crear y publicar sus propias páginas de inicio de free form. En resumen, dejar una pequeña huella propia with 2 MB for free.

No just eso. Los contents if they organize a form so peculiar that acabó marking the authentic sello distinctive of GeoCities, nombre que adoptó el proyecto in a lucky coup de márquetin. ¿Por qué? Pues porque precisely así, como ciudades, with sus propios distritos, was cómo se disponían los sites. Auténticos vecindarios virtuales repartidos por comunidades.

Los contents sobre salud tenían “HotSprings”, los amantes de la ciencia ficción y los relatos de fantasía se movían por “Area 51”, “WestHollywood” se enfocaba a la comunidad LGTBI, “Colosseum” en el deporte y “RodeoDrive” apuntaba a las compras. Y eso por citar only algunos ejemplos. Cada usuario (homesteader) tenía a wide abanico de vecindarios por los que podía decantarse en función de los themes que más le interesaran. On contents acaba alojado al final in a concrete barrio, with on number, cases and cases as a postal resumed dirección in a URL.

Si peculiar was on organización más peculiar aún resultaba su estética, with a unique style that recordaba en cierto way a los muros de extrarradio sobrecargados de carteles y pintadas. Platillas prefabricadas, profusion of animated gifs, taste for the chilling colors, contrastes that can be played by the pupil and sonidos in MIDI format. Todo lo que hoy nos hace cerrar a web with espanto campaba in sus anchas en GeoCities. Los usuarios estaban familiarizándose con el nuevo entorno web y, ya se sabe, tocaba probarlo todo aun a riesgo de que el resultado pareciese a digital fruit salad.

The propuesta taste, in any case, y para 1997 GeoCities había ganado the suficiente parroquia para haberse colado ya in the “Top 5” of the webs most visitadas. With el tiempo se agregaron chats, tableros de anuncios y demás elementos que reforzaron la sensación de comunidad.

A pesar de algunos movimientos que no gustaron entre sus fieles, como la incorporación de publicidad or una marca de agua que arruinaba algunos diseños, GeoCities prometía tanto que no tardó en captar el interés de one of the great titanes of the Red de entonces: Yahoo ! In 1999, no mucho después de su salida in bolsa with el código GCTY, the Californian multinacional se hacía con sus riendas previo desembolso de cases 3,600 millones de dólares. Aún the figure goals respeto.

The operation was not precisely popular and within the asiduos of GeoCities no gustaron ciertos términos iniciales del acuerdo referidos to the derechos and contents in the changes that Yahoo applied in the URL´s. El portal afrontaba sin embargo problemas más críticos. En una Red cambiante, en plena ebullición y con “la burbuja de las punto com” como telón de fondo, GeoCities no supo rentabilizar su servicio, adaptarse a los nuevos tiempos y aprovechar su enormous tirón.

Ni los 38 millones de páginas que —se calcula— acabó acogiendo a lo largo de su historia ni los intentos de Yahoo! to convert it into premium hosting service sirvieron for despejar el future de GeoCities. Su complicada rentabilidad y el empuje creciente de nuevas plataformas, as Live Journal, y sobre todo las nuevas redes sociales acabaron falling on fin.

Qué fue de Airtel: the pionera operadora española que terminó fagocitada y

On April 2009 Yahoo! anunciaba su cierre gradual. At the menos en EEUU. En Japón se mantendría aún una década más. Acabó cerrándolo in 2019 alegando razones tecnológicas y económicas.

El cerrojazo quizás escribiera on último capítulo, but I will not enter it in el olvido. Con los años se han sucedido esfuerzos as el de The Archive Team, Reocities or el artist Cameron Askin, que han querido preserving at least part of the memory of an etapa clave en la historia de la Red.

“Fue a precursor de las redes que vendrían. One of the things that surprised me is mucho que nos hemos alejado de that era. El corazón de GeoCities consistía en compartir pasiones y conocimiento con otras personas. No se trataba de lo que comías oa dónde habías viajado, sino de aprovechar tu pasión personal, unirte a comunidad de ideas afines y compartir eso con otras personas ”, reivindicaba hace poco unos de sus impulsores, David Bohnett, in Gizmodo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *