Science and technology are ready to monitor our fertility. No es lo que hace el Apple Watch

Apple lo ha vuelto a hacer. Sepultada entre la quantity de novedades que traía el ultimo evento, los de Cupertino han introduced improvements to the temperature sensor of the Apple Watch Series 8 con vista a, mejorando la precisión del anterior, oferer información sobre el ciclo menstrual y de ovulación. Eso es una buena noticia y, sobre todo, una mala.


Temperature? ¿Fertilidad? The basal temperature is very related to the menstrual cycle. Tanto que tradicionalmente ha sido uno de los sistemas más populares para a) predecir periodos de fertilidad, b) predecir periodos de baja fertilidad (y usarlos como método anticonceptivo) e, incluso, c) como forma de detecter un embarazo. Lo cierto es que no se trata del método más fiable del mundo porque, aunque esa relación es robusta, hay muchas variaciones physiológicas que pueden alterar los patrones de aumento y diminución de la temperatura basal.

In fact, in most cases, to gain precision, it is combined with a monitoring of the cervical secretions during the cycle and with the recording of the hormones in the urine. Sin embargo, with the appearance of permanent thermal monitoring systems in real time, many researchers, developers and entrepreneurs have raised the question of whether we can improve the reliability of the system with all this information.

El mito del 97%: la gran mentira de la industria del condón es justo la que más nos hemos creído

No obstante, eso no es lo que ha hecho Apple. Como dicen en The Verge, Apple ha sido muy cuidadosa con las palabras. The line that separates this from a product that requires the approval of the North American FDA (and, I imagine, the European EMA) is very thin and, of course, Apple has decided to stay on that side of the line.

How functional is the Apple method? The function that Apple has planted has a very simple operation: It takes the duration and general characteristics of the previous periods and, essentially, it takes 13 days from the estimated start of the user’s next cycle to find his fertile window. Ventana que dura, para la app, seis días. Sobre esa base, los usuarios pueden adder manually otras informationos (como los los resultados de los testes de ovulación). Eso permite adjustar las predicciones y sendar notificaciones cuando el ciclo se ‘devía’ de lo normal, pero tampoco hace milagros.

Apple Watch Series 8, analysis: el nuevo reloj de Apple no reinventa la rueda (ni lo necesita)

Y eso es una buena y una mala noticia. Mala porque, como dice Rebecca Simmons, especialist en fertilidad de la Universidad de Utah, “incluso si Apple dice que esto no debe usarse como método anticonceptivo […] la gente lo utilizará como método anticonceptivo”. Y no, no está preparato para eso. La functionality de Apple, si somos sincereros, se queda un poco a medias: ni siquiera recoge la ultima ciencia sobre el asunto. No es que sea algo incomprehensible: pelearse con las estricas normativas de los productos sanitarios es algo que, en fin, no pueden hacer bien ni las grandes (y, aparentemnte, todopoderoas) tecnológicas de nuestra época.

But, by taking the step to democratize these ‘thermal’ approaches, we have lost the opportunity to have better devices for monitoring and controlling the menstrual cycle. Algo que, en los últimos años, cada vez despierta más interes. Y era el momento para hacerlo: cuando un actor como Apple entra en serio en un sector, lo pone patas arriba. I más, muchas veces es preferable que ese empujón lo lidere alguien como Apple (con su posicionamiento sobre privacidad) que otros actores; mucho más problemáticos en este aspecto. Lamentablymente, aquí el empujón es no solo moderatedo; sino en algunos contextos contraproducentes.

¿Cómo podemos sacar todo el partido de lo que ya tenemos?. Esto es una cuistão que se repite en la approximación de Apple en salud. De forma general, sus tanteos tienen mucho más potencial del que están dispositos a concretar. Y, a medida que nos vamos acercando al punto de no retorno (ese point en el que la medicina personalized es una realidad inappelable), esa indecision para entrar en el mundo de la salud se vuelve algo extrano: tranquilizador por un lado, pero desalentador por el otro

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *