The mobile, the sport, the alarm, the color of the room… factors that influence the sleep of the children

fotolia

Un mal descanso «affecta a la memoria, a la creativity, al desarrollo ya establishar connexiones neuronales», advised Antonio José Conejo, coordinator of Pediatrics at Hospital Vithas Xanit Internacional

Jon Ander Goitia

Por mucho que en la puerta de los chavales ponga eso de ‘prohibido pasar’, un clear message directed to los padres y madres, hoy nos perimiremos hacer una trastada y nos colaremos en este área restringida para corregiendo certain erroneous habits that directly affect rest . Porque por mucho que los jóvenes vivan casi pegados a un móvil -pueden despirtarse y salir de casa descalzos, pero no sin su smartphone-, esa relación tan consolidada merece un respiro cuando nuestro hijo se mete a la cama para dormir. Pero hay más. The hours of sleep, the color of the room, the alarm, the sports practice, the siestas… there is a battery of factors that mark the difference between rest and nightmare.

Si dormir nos carga la batería, empezar este relajante ejercicio justo después de haber bloqueado el móvil es el major error. Y lo que mal se empieza, mal acaba. «The restriction to the exposure of the screen must start 2 or 3 hours before you reconcile the dream. This could have a negative impact, because direct light in the eye can alter the physiological mechanism of sleep intrusion and can be related to a poor reconciliation and a poor quality of the same,” explains Antonio José Conejo, Coordinator of Pediatrics at Vithas Hospital. Khanit International. Y esta restriction es extrapolable al rest de pantallas, como por ejemplo la televisión. Por supuesto, también las consolas, esas interminables partidas (o más bien battlelitas contra el sueño). “Lo ideal es obviously no tener ninguna en la habitación. “Esto puede ser complejo y puede acarrerar algun conflicto con los hijos, pero es algo que debiere entrar dentro de las rutinas”, advises. Y ojo, porque esto también vale para los padres.

Eso sí, tampoco hagamos ahora la trapa de quedarnos hasta las tantas en el salon viendo la tele, pensando que así esquivamos el conflicto. Because in addition to ‘failing’ the norm of relaxing the view just before the dream, in the great majority of occasions -which has not happened- the sofa turns into that improvised bed until the dream is suddenly interrupted in the middle of in the morning Y claro, luego tener que ir hasta la habitación además de dar mucha pereza, implica también romper el sueño. Que sí, que luego surely tardarán unos segundos en retomar esa dulce aventura creada por nuestra imaginación -o no como suele ocurrir-, pero al día siguiente pagarán las consecuencias. “Estamos acostubrados a dormir con una tele o quedarnos dormidos en el sofa viendo la tele, y esto a nivel psycological es terrible”, he warned.

Un dato: «Los chavales deben dormir entre siete y ocho horas». Recuerdan esa batería de móvil a la que hacíamos referencia antes, pues cada hora que restan a la equación hacemos que al día siguiente los chavales estén más apagadas. “Afecta a la memoria, a la creativati, al desarrollo ya establishar connexiones neuronales.” “El sueño en sus distinta fases tiene unas funciones más o menos bien estáblación”. Let’s say that since we close our eyes and until we wake up, we make a peaceful journey through five states: sleep, light sleep (lasts 50% of the total), transition to deep sleep (only lasts 3 minutes), Delta sleep and REM phase, donde cogen forma y se proyectan nuestros sueños. “Aunque no hay que obligarles a dormir más porque se sale de esa horqulla, no todo el mundo tiene las mismas necessidades”, apostilla el experto.

¿Persianas subidas o bajadas?

Y nada de buscar recuperar ese deficit de horas quedándose todo el fin de semana con las sábanas pegadas. Más que nada porque en lugar de buscar un remedio, lo que estária haciendo es grandar el problema. “Si la predisposition biológica es a la actividad porque hay luz diurna, llevar a tu cuerpo al sueño puede hacer que luego cueste cortar esa costumbre”. Y lo solemos ver, que cuando llega el lunes el cuerpo no asimila retomar la rutina.

Bien, una vez arreglado uno de los problemas más importantes, sigamos por la estructura de la habitación. ¿Persianas subidas o bajadas? ¿Y de qué color paintamos las paredes? Estos pequeños detalles pueden también llegar a influence. “It’s normal that the environment is quiet, deprived of light, because that doesn’t make melatonin high and the brain sleeps.” Si se puede evitar toda luz que venga de fuera, farolas por ejemplo, mejor que mejor». Estamos ante el mismo caso que las pantallas digitales, esa illumination que lleva al cuerpo a querer maintainer su actividad.

Maybe it doesn’t affect you directly, but the color of the room also has sequels. «La exposure a ciertos colores de entrada suele estar relacionado con major actividad, por eso que los very vivid colors -como el rojo- pueden tener un impacto negativo; en cambio, los colores más neutros -como el blanco- generate un ambiente proponeso para dormir mejor». Eso sí, esto tampoco es un milagro. «Probably the child that died in a yellow quarter, probably also died in the white house». Porque esta equación la componen varios factores.

Y entre ellos están, como es lógico a estas edades, las amitades, los contratiempos con la cuadrilla, las notas del cole… Varios frentes abiertos que se convertiren en una especie de pesadilla que da vueltas constantamente por esas cabecitas. “Los adolescentes todava pueden llegar tener cierta gestión emocional, más o menos consciente, pero los niños más pequeños pueden no managerlo bien y al final visualizarlo o expressrolo in forma de un problema de sueño. The family tiene que investigate sobre este tipo de factors (también dentro de la batería de la batería de puntos que hamos menciones) para detecter cual es la causa o causas que alteran su sueño».

Ojo con la alarma

A veces también puede estar ligado a la practica deportiva, un bien vital, pero que mal empleado se puede convertir en un adversario. Todos lo hemos sentido alguna vez: después de la practica deportiva estamos tan agotados que caemos surrendered en la cama. Sin embargo, el experto aconseja terminar la actividad, por lo menos, «un par de horas antes de irse a la cama». Por una razón bien sencilla: el cuerpo puede todavía estar tan stimulado que no quiera ‘pagarse’ y los chavales se pasen varios minutos dando vueltas en la cama hasta apaciguar el agitado ambiente.

Al final, pese a todos estas zancadillas, uno siempre acaba -quizá tras recontar un milliono de ovejas- en el quinto sueño. Pero los deberes no acaban ahí, a la mañana siguiente la tarea continúa. Estamos acostumbrados a ver en muchas películas como los padres suben con sumo cuidado la persiana del cuarto y van poco poco despertando al chaval, que afronta un nuevo día de colegio. Sin embargo, fuera de la ficción la realidad es otra. La alarma es la incargada de cortar el sueño y marcar el inicio del day. “Se recomienda que el despertar sea una cosa progressive. También depende de la phase del sueño en la que te pille. La interruption brusca del sueño en la phase profunda quezá no sea lo más agradable». Eso sí, en este caso hablamos meremente de un aspecto de molestias.

“Mi peque duerme mal”

“Mi hijo duerme mal.” Llevamos tres meses sin dormir y estamos desperados». Esa phrase podría salir de la boca de varias familias, sin embargo el experto pide prudencia. “The dream is something that is being developed during the first months of life”. Y en ese proceso el descanso es muy irregular y diferente entre individuos. “Hay muchas familias que se desesperan, pero hay que entender que en la inmensa majoias de veces no se trata de un problema, de una pathology, más bien tiene que ver con una simple adaptación a un nuevo medio. El niño va poco poco encontrando su sitio, differentiando el día y la noche, drawing su rhythmo circadiano.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *